A por el 2.013, que ya es nuestro

Somos ya muchos los que pensamos que estamos en un cambio de nuestro estilo de vida. Hace cinco años conocí una Comisión que trabaja sobre la racionalización de los horarios españoles y su adecuación al resto de los países de la Unión Europea. No conozco cuando se creó, ni si su trabajo ha servido para algo, hasta el momento. El asunto es que tengo la certeza de que cuando termine esta tormenta que nos asola desde hace cinco años, camino de seis, necesitaremos otras muchas comisiones para armonizar, no solo los horarios, sino los salarios, la educación, la sanidad, las relaciones laborales…, en definitiva, nuestro Estado de Bienestar. Estamos ante un borrado general de lo conseguido, un rearme de obligaciones con reseteo de derechos. No tengan duda de esto, que es lo que está pasando, por lo menos, en el lado sur de esto tan solidario y bien pensado que se llamaba la Unión Europea.

¿Y si no…?, ¿a qué viene tanto mensaje voluntarista de ganar menos y trabajar más, trabajar como chinos, trabajar como los soldados…y mensajes de este tono?. Bueno…, yo también quiero tener políticos preparados y que aporten soluciones en lugar de ser un problema y ya ven ustedes…

Pero miren, después de todo, sigo teniendo confianza en el año que viene. Es una confianza ciega, sin dato alguno, sin certeza de datos. Es una confianza de voluntad, de necesidad, hasta de lógica. No es muy normal que llevemos 6 años anclados en el pesimismo sin una buena noticia que nos levante la moral. Creo que, y por probabilidades, ya estaremos cerca de esas noticias positivas, ¿no?. Yo al menos, lo pienso así, y ese es mi afán.

Es mi ultima portada de este año, creo. Hemos venido analizando la situación económica, política y con especial incidencia en el mercado inmobiliario. De este ultimo, poco que decir. No se si se acuerdan de que decía que no sabía cuántas compañias inmobiliarias cotizadas iban a quedar. Por de pronto, tendremos, con seguridad, una menos (MVC), y otras dos con graves amenazas en su horizonte (QBT y REY). Sea como fuere, actúe con inteligencia. Que a esto de la promoción y venta de inmuebles le queda todavía mucho desierto que atravesar. Tenemos que ver como funciona la SAREB y su incidencia con las inmobiliarias que van quedando. Lo que sí me temo, es que no les va a ayudar en nada. Y teniendo en cuenta esto, actúen en consecuencia…, o no. Libertad ante todo.

Cierren este año para siempre. Y prepárense para el año 2.013. Y hagámoslo con ganas, es la única forma de atravesarlo y seguir contándolo. Conmigo pueden contar para ello.

Feliz Navidad. Felices Fiestas. Inmejorable 2.013.

Vale.

Oberon.

By | 2012-12-24T16:55:49+00:00 diciembre 24th, 2012|Opinión, Sin categoría|Comentarios desactivados en A por el 2.013, que ya es nuestro