INICIO FOROS ÍNDICES DIVISAS MATERIAS PRIMAS CALENDARIO ECONÓMICO

Autor Tema: ROMPE HECHIZOS, MALDICIONES, AMARRES…  (Leído 55 veces)

Scientia

  • Administrador
  • Excelente participación
  • ***
  • Mensajes: 37.086
  • Karma: +0/-1
  • Sexo: Femenino
ROMPE HECHIZOS, MALDICIONES, AMARRES…
« en: Octubre 11, 2019, 07:34:43 pm »
https://magicarealidad.com/rompe-hechizos-maldiciones-amarres/?fbclid=IwAR0Swnb1aoCiIwuUHUZd4DHUsTlEd8FTnjzARfZYG4nd-bJqwz_ZcnhkN_s



ROMPE HECHIZOS, MALDICIONES, AMARRES…


Nadie debería usar la magia para provocar ningún tipo de daño y tarde o temprano las leyes universales de causa y efecto le llegarán de vuelta, pero lo cierto es que no podemos hacer nada contra el libre albedrío de cada uno ni podemos impedir ser víctimas de los malos deseos de otros. Rompe hechizos, maldiciones, amarres y demás energía negativa lanzada hacia ti con los rituales que te proponemos.

Los maleficios y maldiciones siempre han sido un mecanismo de venganza o envidia a lo largo de la historia, y más aún, hoy en día con el incremento de la brujería. Por lo tanto, es importante también aprender cómo defenderse ante tales ataques.

Para empezar, es importante aclarar cómo funciona la energía enviada en un maleficio o maldición para tener una idea más clara de cómo podemos afrontar estos casos.

Cuando se hace un hechizo para perjudicar a alguien, se envía energía volitiva poderosa que intenta crear un nido negativo en al aura de una persona. Debido a que la mayoría de personas tienen auras con vibraciones de baja frecuencia, permiten que entren esta clase de hechizos o influencias negativas que encuentran un ambiente afín donde se pueden multiplicar y crear gran daño.

Además, en la mayoría de los casos, las personas que tienen maleficios suelen ir donde brujos que terminan revelándoles su desfavorable condición, pero lamentablemente al escuchar y aceptar la noticia negativa dada por el brujo le dan más poder aún al maleficio. Terminan teniendo total fe en que han sido maldecidos!

La batalla entre el amor y el miedo determina el fin de la contienda.

Sí simplemente pudiéramos sentir un amor profundo hacia la vida, dios, la naturaleza, etc. de tal magnitud que las lágrimas brotaran de nuestros ojos, sería una manera simple de limpiar nuestra aura de cualquier influencia negativa tanto interna como externamente.

El amor barre con cualquier clase de maleficio o hechizo y es la manera más contundente de hacerlo. Pero se tiene la costumbre de creer que solamente con rituales se puede lograr.

De igual forma mostraré una manera simple de eliminar un hechizo cuando no se logra conseguir lo que acabo de explicar.

Procedimiento:

Para empezar se necesita una olla donde pondremos una vela negra en el centro de ésta. Luego se debe verter agua en la olla hasta que se encuentre 2 centímetros por debajo de la mecha de la vela y luego se enciende. Después se pronuncia lo siguiente:

“Si verdaderamente hechizado o maldecido estoy, que se rompa el hechizo así como el agua apaga el fuego”

Lo anterior se debe repetir una y otra vez en voz alta y con mucha fuerza mientras se visualiza que la vela negra es la energía negativa que ha sido enviada y que poco a poco se desvanece a medida que la llama se acerca al agua hasta encontrar su fin.

Cuando el agua apague la vela se debe pronunciar: “Que así sea!”

Luego se debe cavar un hoyo en la tierra donde se verte el agua de la olla y se entierra lo quedó de la vela.

Es recomendable realizar el ritual a media noche o preferiblemente a las 5 de la mañana donde la energía es más pura aún.

HECHIZO DE PROTECCIÓN ANTI- DAÑOS:

Yo soy luz, yo soy una luz muy fuerte contra la cual deberán luchar. Regresa ya ! a la oscuridad de donde vienes y las sombras moran, no podrás dominar a (Nombre completo de la persona) te vas ya abandonas mi vista y llevandote contigo esta noche interminable a la que me sometiste.

HECHIZO DE REFLEJO CONTRA EL DAÑO:

Reflejo todo daño pues soy como un espejo, te devuelvo tu hechizo y tu fuego también, te conjuro, magia, y digo este hechizo, que ya desvió tu ira y tu enojo hacia mi persona, yo lo reflejo y lo devuelvo a su lugar de origen pues soy un espejo.