INICIO FOROS ÍNDICES DIVISAS MATERIAS PRIMAS CALENDARIO ECONÓMICO

Autor Tema: El Zorro, Jazztel y el Dr. House  (Leído 2404 veces)

Zorro

  • Administrador
  • Excelente participación
  • *****
  • Mensajes: 41.039
  • Karma: +12/-6
  • Sexo: Masculino
El Zorro, Jazztel y el Dr. House
« en: Abril 05, 2008, 10:48:06 am »
El Zorro, Jazztel y el Dr. House

Un cálido e inusual Noviembre tení­a muy animados a los habitantes de la espesura salvaje. La vida era más fácil con aquellas temperaturas y todos se dedicaban a hablar de la Bolsa: Que si va bajar en Enero...., que no..., que serí­a en Diciembre... que no, que no, ¡será en la hora bruja de este mes de Noviembre!. En fin, pronósticos y más pronósticos.

 Los analistas de reconocido prestigio trataban de dirigir el mercado marcándoles las ganancias a los pequeños inversores. En las píérdidas no habrí­a problema, ¡ya decidirí­an ellos!.
El astuto habitante de la espesura, contemplaba todo con interíés e iba sumando conocimientos de la psicologí­a de las masas y de la cada vez más patente manipulación del pequeño inversor.

El Zorro, inversor independiente, cada dí­a le dedicaba más tiempo a sus finanzas, su olfato perruno le decí­a que estábamos en el último tramo de una etapa y que habí­a que disparar con mucho tino para dar en el blanco más rentable.

En esas estaba cuando alguien lo reclamó desde el exterior de su madriguera:

- ¡Zorro!, ¡Zorro!, ¡Zorroooo!. ¿Estás en casa?

Al raposo no le gustaba que lo molestasen cuando se dedicaba a su meticuloso análisis de los valores y respondió de mala gana:

- ¡Siiiiiiiiiii!. ¡Ya voyyy, ya voy!. ¿Quiíén será?. ¡Urfff!

Abrió la puerta y se encontró con su vecino el Hurón:

- ¡Ah, eres tu Hurón!. ¿Dime?.
- Hola Zorro, si tienes un minuto me gustarí­a consultarte sobre un valor.

El cánido se querí­a librar lo antes posible del molesto vecino que nada le aportaba y le dijo:

- Venga Hurón si es Reno de Medici, ya te dije que............
- No Zorro, no. Estoy preocupado por Jazztel. ¿Quíé crees que pasará?, ¡no se mueve!
- Tienes que tener paciencia vecino, para triunfar en Bolsa se necesita paciencia y en ocasiones, mucha.
- ¿Paciencia?. ¡Ya he tenido bastante Zorro, si me jubilo dentro de tres años!. Vamos, ¿no querrás que estíé esperando hasta entonces?.
- Está bien Hurón, vamos junto al Búho a ver si da con la dolencia de Jazztel.

Los dos vecinos pronto llegaron a su destino. El Zorro miró al cielo y comprobó que ya estaba anocheciendo y respiró tranquilo:

- ¡Menos mal!, sino, a aguantar la bronca por despertarlo.
Búho, Búhoooo, Búho..... –llamaba el raposo-.
- Si, ya voy, ya voy. Será el Zorro como siempre, -pensaba el ave-.
- Hola amigo, vengo con el Hurón, que quiere consultarte algo sobre Jazztel.
- Buenas noches Búho, estoy preocupado por que Jazztel no se mueve. Temo que este aquejado de parálisis bursátil.
- Algunos inversores sois muy exagerados, Hurón. El valor ha sido muy traqueteado por las manos díébiles y hasta que estas se rindan, no creo que eche a andar.
- Eso creí­a yo Búho, pero las píérdidas aumentan, y tengo miedo de que se desangre o algo así­.
- Pues yo no puedo hacer nada más. Si acaso, podíéis viajar a los USA y consultar en el Princeton Hospital al Dr. House, antiguo conocido mí­o y muy competente.

La gran desesperación del Hurón le llevó a agarrarse a la sugerencia del Sabio del Bosque como a un clavo ardiendo. Convenció al Zorro y allá se fueron:

En el Princeton Hospital, los recibió Cuddy, la directora, House no apareció por ninguna parte. Los dos habitantes de los Bosques de España, pasaron a una sala, mientras esperaban el resultado de las pruebas y el diagnostico.
En pocos minutos el caso ya estaba en manos del genial míédico.
Gregory House miró a su tres colaboradores con sus penetrante ojos azules y les dijo:

- House: Vamos chicos, vamos, a trabajar. ¿Quíé tenemos?. ¿Chase?
- Chase: Pulso bajo con algunas crisis al alza que pronto remiten.
- House: ¿Y tú, Cameron?.
- Cameron: Puede ser una enfermedad  tropical o una pujalsitis.
-  House: ¿Malaria?.
- Cameron:  No, el Hurón dice que hace meses entró en el valor un Pujals.
- House: No conozco ese virus.
- Cameron: Es cubano. Pero algunos dicen que puede ser beneficioso.
- House: Así­ que un virus tropical, habrá que consultar a un especialista en enfermedades de ese tipo.

House iba anotando en la pizarra los sí­ntomas del valor enfermo.

- House: ¿Y tú, Foreman?.
- Foreman: Tiene píérdidas desde hace años y estás van en aumento.

Veamos, decí­a House mientras escribí­a el último sí­ntoma en la pizarra:

- House: Tenemos:
                     
                                Pulso bajo con subidas puntuales y anormales
                                Virus tropical.
                                y................
                                Píérdidas.

Una luz se encendió en el brillante cerebro del genial míédico y haciendo un gesto, dijo a sus tres ayudantes:

- Creo que puede ser algo relacionado con los huevines.

House anotó su diagnostico bajo los sí­ntomas de los otros tres míédicos. Foreman no estaba de acuerdo y opinó:

- Foreman: No puede ser, ¡no coinciden los sí­ntomas!.             

House le tira el rotulador y le dice:
 
-House: ¿Van 50 pavos?.
- Foreman: ¡Hecho!.
- House: Bien, ¡en marcha!,  hacer las pruebas de leucocitos, y buscar en el corazón y en los pulmones. Puede que tenga algo coronario, o pulmonar y por ello no respire bien. ¡Ah!, Foreman, encárgate tu de los huevines.

Gregory, miraba a sus tres colaboradores mientras se iban, cogió una cajita de su bolsillo derecho y extrajo dos pastillas que introdujo en su boca con la palma de la mano. Sus brillantes conocimientos estaban otra vez a prueba. ¿Podrí­a salvar al valor?.

A las dos horas los tres ayudantes de House iban llegando con los resultados:

- Chase: Los leucocitos están algo bajos, eso puede explicar la entrada de muchas manos díébiles en el valor, e incluso lo del Pujals.

House apuntaba y desechaba posibilidades en su pizarra:

-House:  Bien, las defensas algo bajas, ¿que más?.
 Chase: No vemos ningún sí­ntoma o afección coronarí­a.

Al rato llegó Cameron:

- Cameron: Las pruebas del Pujals han dado positivo, pero Wilson dice que es benigno.
- House: ¿Desde cuando tener algo así­ en tu interior es positivo?. Este Wilson....

Y por último, entró en el cuarto el Dr. Foreman:

- Foreman: Tiene los pulmones algo congestionados pero no se le detecta afección grave.
- House: Bien, ¿y los huevines?.
- Foreman: No realicíé la prueba.

Gregory los miró con su penetrante mirada azul y les dijo con voz firme:

- House: ¿A que esperáis, ¡hacedlas!. ¡Vamos!.
A las dos horas, los tres colaboradores entraban juntos en el cuartel general de afamado Dr. americano.

- House: ¿Y bien....?
-
Foreman miró resignado a su jefe y dando su brazo a torcer:

- Foreman: ¡Tenias razón!, no le han bajado los testí­culos y por ello presenta esas disfunciones.
House, lo miró con sus famosos ojos azules, Foreman entendió la indirecta, sacó un billete de 50 dólares de su bolsillo y se lo entregó. ¡Una vez más habí­a perdido la apuesta!.

- House: Bien chicos, preparad un quirófano, esto estará en un periquete.

Dos expertos cirujanos le realizaron al valor la sencilla operación de bajarle los testí­culos.
House bajó de planta para hablar con el Hurón y el Zorro:

- House: Soy el Dr. House, no se preocupen por Jazztel presentaba esos sí­ntomas por falta de madurez, lo están operando y en unos meses verán una gran mejorí­a.
- Hurón: ¿Pero era grave lo que tení­a, Dr.?
- House: Inmadurez sexual bursátil, ¡no tení­a huevos para subir!. No se preocupe, pronto se comportará con normalidad.
- Hurón: ¡Muchas gracias Dr.!.

House dio media vuelta y se fue andando torpemente por los pasillos del Princeton Hospital apoyado en su bastón. Esa fue la primera y última vez que el Hurón y el Zorro lo vieron.


Ya en el avión, de vuelta a los Bosques de España, el Hurón le comenta a su vecino:

- Voy impresionado con lo que saben estos americanos. ¡Encuentran solución para todo!.
- Si Hurón, y despuíés los critican. ¡Lo que no sepan estos...!
¿Quíé?, ¿vas más tranquilo?.
- Si Zorro, si, esto de la Bolsa se está poniendo cada año más difí­cil: que si Nueva York, que si los manos fuertes, que si los intereses, que si el petróleo, que si las guerras, y ahora......... ¡hasta los huevines!.
- ¡Y que lo digas Hurón!, pero mientras tengamos a House..............

                                 
Reservados todos los derechos.
« Última modificación: Abril 12, 2008, 10:49:19 am por Zorro »


Acumulando liquidez.

Potto

  • Socio Foxinver
  • Excelente participación
  • ***
  • Mensajes: 17.348
  • Karma: +2/-0
  • Sexo: Masculino
Re: El Zorro, Jazztel y el Dr. House
« Respuesta #1 en: Abril 07, 2008, 09:36:31 am »
Gracias por estas lecturas que nos ofreces. Tu capacidad para emulsionar realidad y ficción, me encanta.