INICIO FOROS ÍNDICES DIVISAS MATERIAS PRIMAS CALENDARIO ECONÓMICO

Autor Tema: Marcador a cero  (Leído 455 veces)

Potto

  • Socio Foxinver
  • Excelente participación
  • ***
  • Mensajes: 21.330
  • Karma: +2/-0
  • Sexo: Masculino
Marcador a cero
« en: Enero 04, 2013, 11:21:28 am »
Regresar al espí­ritu de la norma es la consigna. El reglamento tíécnico y deportivo de la FIA retoca contados artí­culos para el Mundial de F1 2013, pero la incidencia en la competición puede ser algo más sensible de lo que se piensa. La eliminación del doble DRS activo, la prohibición del DRS convencional en la calificación del sábado y los test más severos para la flexibilidad de los alerones son modificaciones destinadas a promover la igualdad que se vivió en el inicio de 2012.

A priori parecen normas contra Red Bull, pero es evidente que, siendo íéstos los que siempre suelen jugar en el lí­mite, la FIA quiere que todos regresen al punto de partida del año pasado. El objetivo es tener multitud de ganadores en las primeras citas.

El doble DRS activo está prohibido
Era algo sabido meses antes del final de la temporada pasada, pero Red Bull siguió invirtiendo en este sistema inventado por Mercedes para ganar el tí­tulo. No habrá doble DRS activo -cuando se acciona el botón desde el volante- pero de momento se mantiene el pasivo, como el que Lotus probó sin íéxito.

No habrá DRS en la calificación
Una medida lógica. Si se trata de una ayuda al adelantamiento, no tiene sentido usarlo en la vuelta de calificación del sábado que se realiza en solitario. Red Bull puede ver seriamente mermado su rendimiento. Se dice que incluso en más de medio segundo en algunos trazados respecto al final de 2012, cuando tení­an a su disposición el doble DRS durante la totalidad de la vuelta cronometrada.

Un nuevo punto para medir la flexión del ala delantera
Hasta este año habí­a dos únicos puntos en los que se colocaba el peso de 102 kg para cerciorarse de que el alerón delantero no flectaba más de 10 milí­metros hacia abajo. En los extremos del ala se mantiene la medición a 790 milí­metros del centro del coche. Pero se introducen dos en la nariz: uno a 675 milí­metros por delante del eje delantero y otro a 975 milí­metros.

Las imágenes del pico amarillo de Red Bull, que parecí­a de gomaespuma, levantaron muchas suspicacias. Esa parte pasaba el test anterior (a 790 mm), por lo que se ha introducido uno nuevo en una zona más adelantada del morro. Se quiere evitar el evidente beneficio aerodinámico.

Se elimina el escalón por motivos estíéticos
Ya se anunció en el verano pasado. El antiestíético escalón en la parte delantera de los coches serí­a eliminado. La razón fue el rechazo de los aficionados en las encuestas realizadas por la FIA. Para los equipos que no quieran rediseñar la arquitectura del chasis, se permitirá una pieza de fibra lisa, sin huecos ni pasadizos, que salve el escalón de 2012 para que el descenso de la nariz sea continua. Sólo McLaren y Marussia no optaron por el salto en su coche del pasado año.

El peso mí­nimo pasa de los 640 a los 642 kg
Pirelli utilizará unas carcasas más rí­gidas y más pesadas en sus neumáticos de 2013, por lo que el peso mí­nimo del coche pasa de los 640 kilos del año pasado a los 642.

Se elimina el motivo de 'causa mayor' al detenerse
Tras las sanciones de Hamilton (España) y Vettel (Abu Dabi) al detenerse en pista antes de regresar a boxes en la última vuelta de la calificación, se ha decidido modificar la norma. La FIA elimina el motivo de causa mayor para poder justificar la parada y procederá directamente a medir la gasolina de los monoplazas si esto ocurre. En caso de que no haya un litro para el análisis, además de la gasolina necesaria para haber completado la distancia que faltaba hasta boxes, habrá sanción para el piloto, que caerá hasta el fondo de la parrilla de salida para la carrera.

Sólo seis coches eliminados en la Q1 y la Q2
Con una más que probable parrilla de 22 coches, tras la salida de HRT, el corte de la Q1 y la Q2 estará más caro que en 2012. Sólo se eliminarán seis coches en la primera ronda, plazas que parecen en principio reservadas para Marussia Caterham y Toro Rosso.