INICIO FOROS ÍNDICES DIVISAS MATERIAS PRIMAS CALENDARIO ECONÓMICO

Autor Tema: CLARIVIDENCIA.  (Leído 3157 veces)

Scientia

  • Administrador
  • Excelente participación
  • ***
  • Mensajes: 37.957
  • Karma: +0/-1
  • Sexo: Femenino
CLARIVIDENCIA.
« en: Diciembre 05, 2007, 11:38:50 pm »
CLARIVIDENCIA.   


 
Por Clarividencia se entiende la facultad de conocer aquello que ha de venir, es decir, la facultad de tener conocimiento del futuro, inmediato o no, por medios parapsí­quicos.

Normalmente, a la clarividencia se la denomina Videncia, sin más, pero creemos que este tíérmino no es exacto ni completo.

El Vidente o Clarividente no ve lo que ha de ocurrir por medio de los ojos. La información le llega a travíés de cauces psí­quicos, mentales, no necesitando, por ende, sus órganos de visión. En realidad, el Dotado Psí­quico recibe una cierta información que luego traduce en el mensaje que exterioriza. Es, por tanto, un fenómeno de los denominados Psi-Gamma.

En la clarividencia podrí­amos hacer dos clasificaciones complementarias. Por un lado tendrí­amos la clarividencia en cuanto al tiempo (espacio/tiempo) en que se refiere el mensaje. Este puede ser del pasado: retrocognición, del presente: videncia, y del futuro: precognición. En todos estos casos la facultad serí­a la misma. De hecho y de modo estrictamente objetivo, tan difí­cil de entender y explicar resulta que se pueda saber lo que va a ocurrir, como lo que está sucediendo fuera de nuestro entorno, como aquello que ocurrió sin que guarde relación alguna con nosotros.

Creemos que el canal informativo es el mismo en todos los casos. La mente del sujeto en un estado alterado de la conciencia (EAC), de mayor o menor intensidad, recibe la información a travíés de un canal desconocido (aunque tambiíén recibe muchos impulsos informativos por los canales sensitivo/receptores habituales, que se mezclarí­an con los otros estí­mulos paranormales), información que unas veces es ní­tida y clara (las menos) y otras se trata de pequeños "flashs" de luz o detalles inconexos, etcíétera, que el Dotado transforma en un mensaje comprensible, al menos para íél, (en ocasiones, ni siquiera comprensible para el propio dotado) sin que pueda explicarse satisfactoriamente como se realiza la citada transformación o decodificación de la información recibida