INICIO FOROS ÍNDICES DIVISAS MATERIAS PRIMAS CALENDARIO ECONÓMICO

Autor Tema: 12 SINTOMAS DEL DESPERTAR ESPIRITUAL.  (Leído 3413 veces)

Scientia

  • Administrador
  • Excelente participación
  • ***
  • Mensajes: 37.732
  • Karma: +0/-1
  • Sexo: Femenino
12 SINTOMAS DEL DESPERTAR ESPIRITUAL.
« en: Diciembre 08, 2007, 10:20:27 pm »

 
1,Dolores y malestares fí­sicos, especialmente en el cuello, los hombros y la espalda. Estos son resultado de cambios intensos en tu nivel de ADN al despertar la Semilla Crí­stica en tu interior. Esto tambiíén pasará.

2.Sentimientos de profunda tristeza sin razón aparente. Estás liberando tu pasado (íésta y otras vidas) y esto causa un sentimiento de tristeza. Es similar a la experiencia de cambiarse de una casa en la que has vivido muchos, muchos años, a una nueva. Por mucho que desees cambiarte a la nueva casa, se siente la tristeza de dejar atrás los recuerdos, la energí­a y las experiencias de la vieja. Esto tambiíén pasará.

3.Llorar sin razón alguna. Similar a la anterior. Es bueno y es sano dejar que fluyan las lágrimas. Ayuda a liberar la vieja energí­a interior. Esto tambiíén pasará.

4.Apartarse de las relaciones familiares. Estás conectado a tu familia biológica ví­a el viejo karma. Cuando te sales del ciclo karmático, los lazos de antiguas relaciones se liberan. Pudiera parecer como si estuvieras separándote de tu familia y amigos. Esto tambiíén pasará. Despuíés de algún tiempo, tal vez establezcas una nueva relación con ellos, si así­ es lo adecuado. Sin embargo, la relación estará basada en la nueva energí­a, sin las ataduras karmáticas.

5.Cambios repentinos de trabajo o profesión. Un sí­ntoma muy común. Al cambiar, las cosas que te rodean cambian tambiíén. No te preocupes por ahora por encontrar el trabajo o la profesión correctas. Esto pasará tambiíén. Estás en medio de una transición y es posible que hagas varios cambios de trabajo antes de establecerte en uno que se ajuste a tu pasión.

6.Patrones de sueño desacostumbrados. Es probable que te despiertes muchas noches entre las 2:00 y las 4:00 de la mañana. Hay mucho trabajo en marcha en tu interior y con frecuencia esto hace que te despiertes a tomar un respiro. No te preocupes. Si no puedes volver a dormirte, levántate y haz algo en vez de quedarte en la cama preocupándote de las cosas humanas. Esto tambiíén pasará.

7.Sueños intensos. Estos pudieran incluir sueños relacionados con guerras y batallas, persecuciones y monstruos. Literalmente estás liberando la vieja energí­a interior y estas energí­as del pasado a menudo están simbolizadas por guerras, huidas y "cocos". Esto tambiíén pasará.

8.Desorientación fí­sica. A veces te sentirás desubicado. Como espacialmente cuestionado, con la sensación de que no puedes poner los pies en la tierra o de que andas caminando entre dos mundos. Al transitar la conciencia hacia la nueva energí­a, a veces tu cuerpo se queda atrás. Pasa más tiempo cerca de la naturaleza para que te ayude a aterrizar la nueva energí­a en tu interior. Esto tambiíén pasará.

9.Incremento de la "auto conversación". Con mayor frecuencia te vas a encontrar hablando contigo mismo. De pronto te das cuenta que llevas media hora de conversación contigo mismo. Se está dando un nuevo nivel de comunicación dentro de tu ser y estás experimentando la punta del iceberg con la ?auto conversación?. Las charlas se incrementarán y serán más fluidas, más coherentes y más intuitivas. No te estás volviendo loco, simplemente eres Shaumbra trasladándote a la nueva energí­a.

10.Sentimientos de soledad, incluso en compañí­a de otros. Puedes sentirte solo y aislado de los demás. Puedes sentir el deseo de "huir" de grupos y multitudes. Como Shaumbra, estás recorriendo un camino sagrado y solitario. Por mucho que los sentimientos de soledad te causen ansiedad, es difí­cil que en este momento puedas relacionarte con los demás. Los sentimientos de soledad están tambiíén asociados con el hecho de que tus Guí­as se han ido. Han estado contigo en todos tus viajes, en todas tus vidas. Era tiempo de que se retiraran para que puedas llenar tu espacio con tu propia divinidad. Esto tambiíén pasará. El vací­o interior se llenará con el amor y la energí­a de tu nueva conciencia Crí­stica.

11.Píérdida del entusiasmo. Puedes sentirte totalmente desapasionado, con escaso o ningún deseo de hacer nada. Está bien y es parte del proceso. Tómate este tiempo para el "NO-hacer". No luches contigo mismo por ello, porque tambiíén pasará. Es similar a volver a arrancar la computadora. Necesitas apagarla un momento para que pueda cargar ese nuevo y sofisticado programa o, en este caso, la energí­a de la nueva semilla Crí­stica.

12.Un profundo anhelo de regresar a Casa. Tal vez sea íésta la más difí­cil y desafiante de todas las condiciones. Puedes experimentar un profundo y abrumador deseo de abandonar el planeta y regresar a Casa. No es íéste un sentimiento "suicida". No se basa en la cólera o la frustración. No le des excesiva importancia ni hagas un drama, para ti o para los demás. Hay una silenciosa parte de ti mismo que quiere ir a Casa. La causa original de esto es bien simple. Ya has completado tus ciclos karmáticos. Ya cumpliste el contrato de esta vida. Estás listo para iniciar una nueva vida, mientras estás todaví­a en tu cuerpo fí­sico. Durante este proceso de transición, tienes reminiscencias interiores de cómo es estar del otro lado. ¿Estás preparado para enlistarte en otra jornada de servicio aquí­ en la tierra? ¿Estás preparado para aceptar los retos de trasladarte a la Nueva Energí­a? Sí­, por supuesto que podrí­as irte a Casa ahora mismo. Pero has llegado hasta aquí­ y despuíés de muchas, muchas vidas, serí­a una lástima marcharse antes de que termine la pelí­cula. Además, el Espí­ritu te necesita aquí­ para ayudar a otros a hacer la transición a la nueva energí­a. Van a necesitar un guí­a humano, exactamente como tu, que ha hecho el viaje de la vieja energí­a a la nueva. El sendero que en este momento recorres te proporciona las experiencias que te capacitarán para convertirte en Maestro del Nuevo Humano Divino.

Amigos, es tiempo tambiíén de soltar lo que tienen aferrado. Si no lo hacen, ¡se lo arrebataremos de las manos cada vez que nos sea posible!. Ya saben de lo que hablamos. Han estado aferrados estrechamente a sistemas de creencias. Han estado aferrados a conceptos acerca de quien piensan que son. Han estado aferrados incluso a su ¡nueva era!.

Es tiempo de dejar ir tus creencias. Una vez más esto será difí­cil y un reto. Pero amigos, si continúan aferrados, será difí­cil para ustedes llegar a comprender cómo se teje el tapiz de la vida. Será difí­cil llegar a comprender la creación si continúan aferrados a sistemas de creencias y conceptos que les sirvieron durante un tiempo, pero que ahora ya se han quedado cortos.

Serás desafiado, desafiado a abandonar esas cosas.Y por solitario y oscuro que sea a veces tu viaje, recuerda que nunca estás solo.