INICIO FOROS ÍNDICES DIVISAS MATERIAS PRIMAS CALENDARIO ECONÓMICO

Autor Tema: Las aplicaciones 'online' obligan al PC a reinventarse  (Leído 1670 veces)

danielummm

  • Socio Foxinver
  • Excelente participación
  • ***
  • Mensajes: 831
  • Karma: +0/-1
  • Sexo: Masculino
Las aplicaciones 'online' obligan al PC a reinventarse
« en: Diciembre 14, 2007, 11:52:47 am »
Algo se está cociendo en la industria informática. Una baterí­a de ordenadores personales con menos recursos que los tradicionales, en cuanto a memoria, disco duro y sin lector de CD está empezando a competir con el dispositivo históricamente con mayor peso en el sector de las tecnologí­as de la información, el PC. El interíés por las nuevas aplicaciones preparadas para trabajar en red y descargables desde internet, como las anunciadas por Google, IBM o Adobe, puede obligar a los fabricantes de ordenadores a introducirse con cierta premura en esta nueva categorí­a de equipos.

El íéxito reciente de ventas en Wal-Mart del gPC, un ordenador de 199 dólares equipado con el sistema Linux, puede ser un punto de inflexión. Pero tambiíén otros muchos PC ligeros (no tanto de peso sino de capacidades) y de bajo coste como el Asus Eee PC, de la taiwanesa Asus, cuyo lanzamiento en España está previsto para enero, y otros como el chino Longmeng, el Intel Classmate PC, el Nanobook de VIA Technologies, o, el llamado OLPC impulsado por Nicholas Negroponte están dando mucho que pensar.

Para Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa, este mercado empieza a resultar completamente razonable para una gama amplia de necesidades. Cree que a medida que la conexión a internet se hace más rápida, barata y ubicua crece la motivación para este tipo de máquinas. 'Si le unimos la lógica de tener los datos en la red y manejarlos de manera indistinta desde cualquier dispositivo y con las personas con las que trabajamos, más todaví­a', señala.

La idea que presenta el gPC no es nueva. Según Iván González, analista de Penteo, la industria TIC ha estado trabajando en ella desde hace dos díécadas y tradicionalmente se conoce como thin client o lean client. En su opinión, existen ya dispositivos bajo esta filosofí­a tanto por parte de grandes fabricantes como HP como opciones basada en Open Source (código abierto) como gPC y los otros equipos citados. 'La clave del íéxito del gPC y de otros dispositivos que compiten con el PC tradicional es el bajo precio', continúa, pero 'está por ver si los usuarios seguirán siendo receptivos a estos dispositivos y otros similares cuando observen que no funcionan igual que Windows, y que la competitividad de OpenOffice con sus archivos de ofimática no es total'.

Ambos expertos ven diferencias entre la aproximación de HP y las del resto de iniciativas. Para Dans, los Thin Clients de HP están destinados a hacer lo que antes se hací­a con las antiguas terminales tontas, con recursos propios mí­nimos para acceder a aplicaciones y servicios complejos en la red y su mercado se ha definido de manera exclusiva como corporativo. Mientras, como aclara González, los otros equipos permiten tener PC asequibles para cualquier bolsillo para el uso de aplicaciones sencillas. 'Son dos estrategias distintas. En la primera, los fabricantes irán apostando no de manera definitiva para sustituir los PC tradicionales, sino para tener una opción más para, sobre todo ahora, empresas que centralicen sus aplicaciones en entornos de este tipo. En cambio, la segunda está más dirigida al mercado domíéstico que no suela tener recursos económicos suficientes o bien para las administraciones públicas', matiza el analista de Penteo.

Dans cree que los ordenadores ligeros de recursos pueden funcionar tanto en el mercado empresarial como en el de consumo. 'En el corporativo, la gama de aplicaciones vendrá controlada por las polí­ticas de acceso que imponga el departamento de TI, pero las aplicaciones con base en la red ya son, o deberí­an ser, una tendencia con visos de consolidación. Y en el mercado domíéstico el encaje resulta evidente', indica.

En otra lí­nea, Salvador Cayón, director de marketing de Sistemas Personales de HP, cree que el Thin Client tiene un gran potencial en las empresas y cita el caso de las entidades financieras. El directivo insiste que el PC tradicional sobrevivirá en el mundo del consumo porque sus prestaciones son necesarias para cubrir la demanda de los usuarios en ámbitos como el entretenimiento.

Pase lo que pase, los creadores de software están atentos a todos los posibles movimientos. González cree que Google, que compite ya con sus aplicaciones online en un terreno dominado por Windows y con un modelo distinto al que están habituados la mayorí­a de usuarios, necesita impulsos similares al gPC. 'No es descartable, en un futuro, la penetración de Google en el mundo del PC con dispositivos tontos propios, que den acceso a sus aplicaciones'. Un extremo que la compañí­a de internet descarta. Al menos por ahora.

Ventas de equipos

Según datos de la consultora Gartner, hasta seis millones de portátiles ligeros de aplicaciones se venderán en todo el mundo para el ámbito de la educación hasta 2012. Sólo en 2008, se comercializará un millón de equipos de estas caracterí­sticas.

Múltiples dispositivos en busca de su espacio


La idea del gPC y de los otros ordenadores con menos recursos y de bajo coste tambiíén está ligada al concepto de la convergencia de dispositivos. Móviles, smartphones, videoconsolas, laptops, tablet PC, PC ligerito… el número de equipos crece y seguirá haciíéndolo y no parece que vaya a haber una tendencia de homogeneización, según los expertos. Cada uno busca ocupar un espacio entre las necesidades de los usuarios, posibilitar el acceso a servicios y aplicaciones en función de las necesidades de movilidad, prestaciones, rendimiento y seguridad.

¿El fin del PC? 'No a corto ni a medio plazo, simplemente son más opciones, evoluciones y adaptaciones de lo que ha sido el PC hasta ahora a nuevas realidades', dice Iván González. El experto de Penteo aclara, no obstante, que cada vez se precisa más que desde cualquier dispositivo se tenga acceso a aplicaciones y servicios comunes, con una experiencia de usuario cada vez más unificada.


Nuevos equipos: Proyectos solidarios y posibilidades de ahorro


· Algunos de los ordenadores con menos recursos forman parte de proyectos de carácter principalmente solidario, que pretenden hacer llegar este tipo de dispositivos y sus aplicaciones a personas con pocos recursos económicos y paí­ses en ví­as de desarrollo. Es el caso de la iniciativa OLPC (One Laptop per Children), impulsado por Nicholas Negroponte, y la de Intel Classmate PC. Esta última se ha adelantado a la primera al lograr venderse en mercados emergentes (como Míéxico, Brasil y Argentina), y orientada especialmente a la educación. Aunque el camino no es fácil. La fundación OLPC ha sido denunciada esta semana en Nigeria por la compañí­a local Analysis Corp, que acusa al organismo de violación de los derechos sobre patentes.


· Otras opciones impulsadas por compañí­as con fines obviamente empresariales, pero con precios y prestaciones menores a los de un PC tradicional, incluyen Palm Foleo, Zonbu, Linutop y Ultra-Mobile PC (UMPC), tambiíén conocido como Proyecto Origami, promovido, entre otros, por Microsoft.


· Los nuevos equipos cuentan con la ventaja de que consumen menos energí­a. Gartner estima que un PC de sobremesa (sin monitor) consume entre 60 y 70 vatios. Sin embargo, un Thin Client tiene un consumo medio de entre 15 y 20 vatios.


· ABI Research ha citado al Kindle de Amazon (libro electrónico) y el Asus Eee PC, como los dos ejemplos más claros de los nuevos dispositivos conectados a internet. Stan Schatt, analista de la consultora, señala que estos equipos van a proliferar con el desarrollo de la banda ancha.

Fuente :Cincodias