Como lo veo ahora


Desde julio del año 2012 la Bolsa española y muy especialmente su índice más conocido, el Ibex35, ha emprendido más que una tendencia alcista un rebote con innumerables fallos y trampas que sorprenden y despluman a los inversores.

Un servidor se reitera una vez más en que en lo que estamos viviendo en nuestra Bolsa es una Onda B, no un ciclo alcista propiamente dicho. Los fallos y debilidades así nos lo hacen pensar.

A día de hoy parece improbable que el Ibex35 supere los 16.003 puntos del año 2007 con lo que la tendencia de largo plazo seguiría siendo bajista.

En las últimas semanas he estado hablando con Socios de Foxinver y muchos están escaldados de la Bolsa. Otras personas ajenas a nuestra Sociedad también me han comentado que la Bolsa está muy traicionera y que no participan.

Los incesantes cracks de acciones como Abengoa o más recientemente el caso del Banco Popular, ¡qué ha machacado a 305.000 accionistas!, no contribuyen a crear la confianza necesaria para que el dinero acuda a las Bolsas.

Si hace años se decía que ocho millones de personas tenían dinero en la Bolsa española hoy fijo que son muchos menos, ya que solo el Banco Popular se ha cargado a más de 300.000.

Los grandes manipuladores han expulsado a la mayoría de los inversores del MAB y desde el año 2014 a excepción de Altia y muy especialmente de MásMóvil Ibercom, no hay grandes alegrías en ese Mercado y si enormes desplomes y decepciones.

Por otro lado lo vivido el pasado 31 de marzo con un desplome controlado en valores no integrantes del Ibex35, especialmente chicharros y alguna que otra acción de segunda fila, se puede considerar un aviso a navegantes.

Los que controlan el Mercado van pastoreando a los inversores y les dicen con desplomes donde no deben estar.

La acciones que cotizan en el MAB, salvo muy raras excepciones, no interesan hasta que los proyectos empresariales se vayan definiendo poco a poco.

En el Mercado de Corros quedan algunas oportunidades como CEVASA o Borges. Ya que en otras como Minersa o Liwe Española, de sumo interés y cotizando como gangas, es casi imposible comprar.

En el Mercado Continuo no vemos mucho atractivo y seguimos notando la ausencia de tiburones que entren en las cotizadas para tratar de dinamizar su cotización.

Se percibe intensamente la falta de dinero.

Los operadores que dominan actualmente el parqué español actúan como cortacéspedes y siegan la hierba bursátil nada más tener unos centímetros no dejándola crecer. Es decir. ¡operan a muy corto!. En ocasiones en horas y hasta en minutos.

Y en el mismo Ibex35 hasta los títulos de Red Eléctrica Corporación sufren caídas poco frecuentes, ayer mismo caían un – 5´79 %.

En nuestra opinión la Bolsa española puede tener algo más de recorrido al alza, está brutalmente manipulada y necesita clarificarse para que nos anímenos a invertir a medio o largo plazo.

Resumiendo: Una cosa es el juego bursátil más enloquecido y otra la inversión bursátil que trata de buscar oportunidades de inversión a medio y largo plazo. Y es indudable que para esto último no es el momento.

A día de hoy un servidor mantiene MásMóvil Ibercom y CEVASA, está expectante con Borges, mira de reojo a Ecolumber y poco más. Por diversos motivos a las demás acciones no las vemos para comprar a los precios actuales. Lo cual no impedirá que surjan puntuales calentones que despierten la codicia de los inversores y los tengan entretenidos unos meses más.

Los grandes manipuladores solo están interesados en muy pocos valores que tienen en Fondos o por razones estratégicas y puntualmente en algún chicharro en el que centrar la atención y ganarse unos buenos euros despertando la ludopatía de pequeños inversores. Lo demás no les importa. ¡Y bien que se nota esta indiferencia!.

Y tal como lo veo ahora en la Bolsa española se lo cuento.

Saludos y suerte en las inversiones.

By | 2017-06-30T15:34:29+00:00 junio 30th, 2017|Sin categoría|0 Comments