INICIO FOROS ÍNDICES DIVISAS MATERIAS PRIMAS CALENDARIO ECONÓMICO

Autor Tema: Italia dividida sobre el tren de alta velocidad Turín-Lyon...  (Leído 17 veces)

OCIN

  • Moderador
  • Excelente participación
  • ***
  • Mensajes: 63.619
  • Karma: +5/-4
  • Sexo: Masculino
Por...   Frank González


En tiempos de permanente ebullición política, pocos son los temas que dividen hoy tanto a los italianos como el de la construcción de la línea ferroviaria de alta velocidad entre Turín y la ciudad francesa de Lyon.

Fuertemente criticado desde su concepción en la década de 1990 por quienes lo consideran innecesario, demasiado costoso y perjudicial para el medio ambiente, el proyecto es apoyado por otros que creen será un factor importante para el desarrollo económico y social del país.

A los argumentos en contra se añaden otras consideraciones relacionadas con los cambios ocurridos en Italia y Europa en general en el último decenio, en particular la crisis económica de 2008, cuyos efectos se sienten aún.

La oposición más activa se concentró desde el principio en el 'Movimiento No Tav' (Tren de Alta Velocidad), surgido precisamente al calor del debate sobre la utilidad de la obra, con crecientes manifestaciones y notoriedad a partir de 1995.

La causa No TAV fue apoyada por el Movimiento 5 Estrellas (M5E) y su líder, el viceprimer ministro Luigi Di Maio, pero no por su aliada en el gobierno, la Liga, encabezada por el también viceprimer ministro Matteo Salvini, quienes favorecen el proyecto.

Con el avance de la derecha y particularmente la Liga en los últimos tiempos, cobraron fuerza y se hicieron más visibles quienes respaldan la continuación de la obra, hasta el punto de realizar una manifestación de miles de personas en la turinesa Plaza Castello, el 10 de noviembre último.

De acuerdo con versiones de medios locales, participaron en la movilización entre 15 y 20 mil personas, entre ellas representantes de sindicatos y asociaciones y de organizaciones políticas como el Partido Democrático, Fuerza Italia y Hermanos de Italia.

La iniciativa fue promovida por un comité ciudadano 'Sí, Turín va adelante', surgido según sus voceras el 29 de octubre del pasado año, cuando el Concejo Municipal presidido por la alcaldesa Chiara Apendino, integrante del M5E, se pronunció en contra de la continuación de la obra.

El acuerdo prevé publicar con posibilidad de verificación, los procedimientos y modalidades para un riguroso análisis de la relación costo-beneficio de la obra, al tiempo que suspender cualquier acción constructiva hasta concluir la evaluación y rediscusión del proyecto con la contraparte francesa.

La revisión de la obra está incluida en el contrato de gobierno suscrito entre la Liga y el M5E en el cual se plantea que 'con relación a la línea de Alta Velocidad Turín-Lyon, en la aplicación del acuerdo entre Italia y Francia, nos comprometemos a suspender las labores ejecutivas y rediscutir integralmente el proyecto'.

En respuesta a aquella manifestación, los No Tav convocaron a una marcha en la cual, según sus organizadores, participaron unas 70 mil personas, quienes se concentraron también en la Plaza Castello, mientras que hoy vuelven a la calle los partidarios de la obra en otra demostración multitudinaria.

El aumento de la agitación en torno a este tema coincide con la conclusión del trabajo de la comisión encargada por el ministro de Infraestructuras y Transporte, Danilo Toninelli, de estudiar la relación costo-beneficio del proyecto el cual se encuentra en un 15 por ciento de ejecución, de acuerdo con varios estimados.

Según el ministro, la evaluación del informe concluirá a finales de este mes, mientras que el primer ministro, Giuseppe Conte, aseguró que una vez analizado el asunto se comunicará y explicará con transparencia a los ciudadanos la decisión del gobierno.

Aunque se desconoce el texto, el diario Corriere della Sera entrevistó al profesor Marco Ponti, presidente del grupo de expertos que lo elaboró, quien expresó que 'no creemos que la decisión deba seguir forzosamente el análisis costo-beneficio, que es sólo un instrumento de comprensión' y subrayó que 'la decisión es política'.

Aunque de esa afirmación se puede inferir que en opinión de los expertos los costos serán mayores que los beneficios, todo indica que habrá que esperar los resultados del análisis del gobierno, mientras cobra fuerza entre los partidarios del proyecto la idea de un referendo.

Concebida en la década de 1990 como alternativa más veloz y eficiente a la vía actual de un centenar de kilómetros, en operación desde mediados del siglo XIX, para el transporte de pasajeros y mercancías, la idea cobró vida el 29 de enero de 2001 con el acuerdo suscrito entre los gobiernos de ambos países.

Sin embargo, no fue hasta 2011 cuando se inició la construcción de la línea de 270 kilómetros de, el 89 por ciento de los cuales a través de túneles, con una sección transfronteriza de 65 kilómetros, a la cual se suman las otras dos correspondientes a Italia y Francia, respectivamente.


... “Todo el mundo quiere lo máximo, yo quiero lo mínimo, poder correr todos los días”...

•   "Si no tienen un patrimonio suficiente, no se atrevan a jubilarse"