INICIO FOROS ÍNDICES DIVISAS MATERIAS PRIMAS CALENDARIO ECONÓMICO

Autor Tema: Contaminación Electromagnética: hablamos con Elena López  (Leído 16 veces)

Scientia

  • Administrador
  • Excelente participación
  • ***
  • Mensajes: 36.892
  • Karma: +0/-1
  • Sexo: Femenino
Día Internacional Contra la Contaminación Electromagnética: hablamos con Elena López
  Por Diana
1 Comentario
Compartir
Seguro que alguna vez escuchaste a alguien decir que es malo dormir con el móvil cerca de la cabeza porque las ondas provocan tumores, o que no es bueno vivir rodeados de tantas antenas porque eso afecta nuestra salud. Pero… ¿qué tienen de cierto todas estas afirmaciones?

Hablamos con Elena López Martín, profesora de Anatomía Humana en la Facultad de Medicina de la Universidad Santiago de Compostela y experta en los efectos biológicos de los campos electromagnéticos, cuyo reciente trabajo de investigación se centra en cómo afecta el electromagnetismo a la biología. Y lo hacemos justamente en el Día Internacional Contra la Contaminación Electromagnética.

 

 

Gracias Elena por dedicarnos unos minutos hablar sobre la radiación electromagnética, un fenómeno que vive con nosotros sin ser muy conscientes de ello, pues son pocas las personas que se paran a pensar en la cantidad de estímulos electromagnéticos a los que nos sometemos día tras día. Para aquellos que no tengan muy claro a que nos estamos refiriendo…nos podrías explicar…

¿Qué es el electromagnetismo?

Es una rama fundamental de la física que estudia las interacciones eléctricas y magnéticas. Una subdivisión del mismo seria el bioelectromagnetísmo, disciplina que estudia los fenómenos eléctricos, magnéticos y electromagnéticos que aparecen en los tejidos biológicos.

Cuando se habla en general de radiación electromagnética se piensa en radiación ionizante, sin embargo esto es un error, ya que el espectro electromagnético abarca la radiación ionizante y la no ionizante siendo los mecanismos de interacción con la materia viva muy diferentes y las precauciones a tomar también son distintas. La radiación ionizante es la más peligrosa ya que provoca alteraciones en los enlaces químicos y en el código genético celular pudiendo ser según la dosis cancerígena, sería la radiación ultravioleta (efecto bronceado y de golpe de sol), radiación gamma (radioscopia), rayos X (materiales radioactivos y centrales nucleares). La radiación no ionizante como los infrarrojos (lámpara de calor) o microondas no modifican enlaces químicos, tienen otros efectos sobre el tejido biológico como el calentamiento o alteraciones en la membrana celular. Dentro de la radiación no ionizante también estaría la producida por el televisor, la radio, la radiofrecuencia (teléfonos móviles) y las líneas de alta tensión.

El espectacular desarrollo de las telecomunicaciones, especialmente en el rango de las radiofrecuencias (RF), ha dado lugar a una creciente preocupación sobre los posibles efectos biológicos de los campos electromagnéticos. La necesidad de conocer los mecanismos de interacción de los campos de radiofrecuencia con los sistemas biológicos ha hecho que en la mayoría de los países el bioelectromagnetísmo constituya, actualmente, una línea de investigación importante.

¿El electromagnetismo afecta a nuestra actividad cerebral?

El cerebro humano produce y utiliza sus propios campos electromagnéticos, ya que genera señales lentas de baja frecuencia que pueden ser observadas en un electroencefalograma. Al ser las ondas cerebrales de amplitudes débiles, son más sensibles a los campos electromagnéticos exteriores. Están descritas modificaciones en la actividad cerebral con campos débiles a frecuencias extremadamente bajas e hiperfrecuencias moduladas con frecuencias próximas a las cerebrales (teléfonos móviles).

¿La radiación que emiten los teléfonos móviles afecta a todo el mundo por igual?

No. Aunque normalmente los teléfonos móviles emiten radiación cuyos límites se sitúan dentro de lo que permite la legislación, los usuarios no son ni de la misma edad, sexo ni tampoco se encuentran todos en las mismas condiciones de salud. Un usuario joven, de menor edad puede ser más vulnerable a tener cefaleas o insomnio si hace un uso irresponsable de los inalámbricos, wifi. Un usuario varón no debe de llevar el móvil próximo a los testículos porque puede llegar a afectar a su fertilidad. Existe mucha polémica en la actualidad de saber cómo afecta la radiación electromagnética en el embarazo y en los recién nacidos.

Estudios recientes indican que puede existir una relación entre el empleo de las nuevas tecnología por las madres y un incremento de la prevalencia de niños con déficit de atención e hiperactividad. También existen estudios publicados sobre los efectos de la radiación en enfermedades neurológicas y psiquiátricas en adultos donde en determinadas patologías podría existir una mayor vulnerabilidad a la exposición de los teléfonos móviles. Por destacar alguno de ellos, en nuestro grupo de investigación de bioelectromagnetismo hemos encontrado que la actividad cerebral se modifica en modelos experimentales de convulsiones en animales y también en humanos que padecen epilepsia después de someterlos a la radiofrecuencia que utilizan algunos móviles.

Otros estudios hablan de una mayor incidencia por ejemplo de depresión. Hay también evidencia de que se modifican los parámetros fisiológicos y cognitivos del cerebro humano por interacción de las señales de radiofrecuencia que recibe la cabeza, pero todavía se desconoce con exactitud la repercusión que puede tener en la salud humana. Ya en el 2001 un grupo de trabajo de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer de la OMS (IARC) reviso estudios relacionados con efectos de carcinógenos de los campos eléctricos y magnéticos estáticos y de frecuencias extremadamente bajas (ELF). Usando la clasificación estándar de la IARC que pondera las evidencias en seres humanos, animales y de laboratorio, los campos magnéticos de ELF fueron clasificados como posibles cancerígenos en seres humanos basados en estudios epidemiológicos de leucemia en niños. En la actualidad la relación causal entre las leucemias infantiles o tumores cerebrales y los teléfonos móviles se sigue discutiendo en la OMS (Organización Mundial de la salud).





Scientia

  • Administrador
  • Excelente participación
  • ***
  • Mensajes: 36.892
  • Karma: +0/-1
  • Sexo: Femenino
Re:Contaminación Electromagnética: hablamos con Elena López
« Respuesta #1 en: Mayo 17, 2019, 10:24:19 pm »
¿La gente que sufre de epilepsia debería tomar alguna medida extra para proteger su salud?

Normalmente estos enfermos ya siguen unas pautas en su vida diaria aconsejados por su neurólogo. Sin embargo, en relación a cualquier fuente de radiación electromagnética (móvil, wifi…) yo diría que mi consejo es utilizarlas con mucha precaución y si se puede prescindir de ellas mucho mejor.

¿Qué otros elementos de nuestra vida cotidiana emiten radiación que nos afectan?

Infinidad de dispositivos con los que convivimos diariamente en nuestras casas desde el microondas de la cocina, el wifi en los colegios o en centros públicos, el bluetooth

¿La gente que vive en el campo es menos propensa a sufrir enfermedades que la gente de la ciudad?

No necesariamente, en la sociedad actual el estilo de vida no difiere tanto entre la gente que vive en el campo y la que vive en la ciudad. Quizás en el campo la polución ambiental tanto del agua como del aire como resultado de los vertidos de fábricas, tráfico y calefacciones…pueden ser menores. Pero en el caso de los agricultores o personas que trabajan en el campo la exposición al sol (la radiación ultravioleta) es mucho mayor y se hace en muchos casos con una escasa protección, los dermatólogos tendrán más datos que yo sobre este tema. En lo que respecta a usuarios de la tecnología pueden existir algunas diferencias en los niveles de contaminación electromagnética, sobretodo, cuando actúan varias fuentes simultaneas en centros públicos, como grandes áreas comerciales o de recreo más frecuentes en las ciudades…pero actualmente la tecnología llega a un gran número de usuarios, no sé si hay datos al respecto, yo no los tengo.

Elena, tú cuando duermes ¿dónde dejas el teléfono móvil?

Por su puesto en otra habitación. Lo utilizo muy poco…solo cuando no puedo comunicarme de otra forma.

¿Algún consejos para recibir menos radiación?

Separar los dispositivos de radiación lo más posible del cuerpo. Si es posible no llevarlos encima. Las mujeres en el bolso, los hombres no llevarlos en los bolsillos. Apagar el Wifi en casa y hacer el menos uso posible en colegios, centros de recreo o públicos. Retrasar el uso de los móviles lo más posible en los niños.

En la sociedad actual, ¿evitar el electromagnetismo es una utopía?

Es difícil, ya que los campos electromagnéticos están presentes en la naturaleza y estuvieron siempre afectando a nuestro planeta, por ello el hombre siempre ha estado en contacto con ellos. Las fuentes o campos electromagnéticos artificiales como resultado de la tecnología y del avance de nuestra sociedad, está más en nuestra mano utilizarlos con moderación y de una forma responsable. El avance tecnológico va muy por delante del conocimiento que tenemos de las posibles repercusiones que puede haber en la salud de la exposición continuada de las fuentes de contaminación electromagnética. Aprovechando el día 24 dedicado a “la contaminación electromagnética”, invitaría a la población general y en particular a las nuevas generaciones de jóvenes, a que reflexionase sobre el uso responsable de las nuevas tecnologías.

 ¿Deseas contarnos algo más acerca de los resultados de tú investigación?

En la actualidad estoy dirigiendo una tesis doctoral en un modelo experimental en animales en el que se estudian los efectos de la interacción simultánea de varias radiofrecuencias en diversos tejidos. Nos centramos sobre todo en el sistema nervioso y en el sistema inmunitario. Algunos resultados están ya publicados, otros espero que lo estén pronto. Recientemente, el año pasado, en julio de 2014, se leyó una tesis doctoral donde se estudiaron los efectos no térmicos de la microonda (diatermia) que se aplica en rehabilitación. Todos estos efectos están ya están publicados en revistas científicas.