INICIO FOROS ÍNDICES DIVISAS MATERIAS PRIMAS CALENDARIO ECONÓMICO

Autor Tema: LUGARES DE PODER  (Leído 3167 veces)

Scientia

  • Administrador
  • Excelente participación
  • ***
  • Mensajes: 37.948
  • Karma: +0/-1
  • Sexo: Femenino
LUGARES DE PODER
« en: Diciembre 05, 2007, 12:37:12 pm »

 
Esparcidos por todo el planeta hay lugares impresionantes, maravillosos, donde las leyes del universo que conocemos parecen no tener ahí­ jurisdicción alguna. Extraños efectos espaciotemporales se suceden en ellos. Cambios en el entorno normal del lugar. Tambiíén parece ser que los efectos en la salud de las personas cambia ya sea para bien o para mal.

Lugares de Poder se denominan a determinados sitios que desde la más remota antigí¼edad se han localizado y utilizado con fines religiosos y espirituales por todas las culturas sin excepción. Podemos y debemos clasificarlos en dos grupos: generales y particulares. Los Lugares de Poder que entran en la clasificación de generales son más conocidos como "Lugares Sagrados" y reconocidos por todas las culturas como aquellos que han utilizado las grandes o pequeñas religiones como centros de culto.

El porquíé el Ser Humano desde la noche de los tiempos se ha dirigido a determinados sitios para conectar con la divinidad nos lo ha explicado la geobiologí­a, el conocimiento de las lí­neas energíéticas de la Tierra, El Feng Shui y una diversidad de investigadores modernos que pertrechados con las ultimas tecnologí­as han buscado el origen y la finalidad de los centros sagrados o centros de culto. La geobiologí­a se dedica a estudiar la influencia de nuestra madre tierra sobre los seres vivos, al mismo tiempo, selecciona lugares concretos. Según la geobiologí­a todo cuerpo en el planeta Tierra emite vibraciones llamíémoslas frecuencias o longitudes de onda. Por otra parte sabemos que desde el espacio Universo nos llegan ondas electromagníéticas en unas diversidades de longitudes de onda y frecuencia.

Los conocidos investigadores franceses Bovis y Simonetón observando las vibraciones que emiten los lugares crearon el biometro de Bovis, que consiste en una regla graduada estableciendo las medidas óptimas por la que guiarnos para conocer el poder de un lugar. A un ser humano sano le corresponde estar entre las 7.000 y 8.000 unidades Bovis.
Lugares de poder, cuevas sagradas.


Un ser que díé por debajo de 5.000 unidades está enfermo. Será mayor el riesgo cuanto más bajo estíé en la escala, en los prolegómenos del fallecimiento se baja a unas 1.000 unidades Bovis. Esto en lo que respecta al ser humano fí­sico que se encuentra entre el 0 y el 10.000 unidades Bovis. El cuerpo etíéreo o cuerpo astral oscila entre los 11.000 y los 13.000 U. B. (Unidades Bovis) La medida entre 13.500 y 18.000 U. B., corresponde al plano de la Conciencia y del Espí­ritu. Un ser humano que se encuentre en un punto bajo de unidades puede compensarlo penetrando en un lugar que estíé cargado con una alta concentración de vibraciones, produciendo en este ser humano, satisfacción, mejorí­a y hasta sanación.


Pudo deberse a la intuición, o atracción imperativa hacia determinados lugares, la aparición en la mente humana de la diferenciación entre lugares comunes en los que no se experimenta nada en particular y aquellos en los que se siente intermediario entre la Tierra y el Cielo, Lugares donde considera que está en contacto con los dioses y achaca a estos los cambios fisiológicos, psí­quicos y espirituales que percibe en si mismo.



Los Lugares de Poder particulares o individuales son aquellos que mediante las mismas aptitudes son encontrados por un ser particular en su búsqueda de trascendencia, de reencuentro con su propia divinidad, que le permite alcanzar estados alterados de conciencia y plena integración en puntos geográficos donde se mezclan y encuentran otras dimensiones y seres que moran en otra realidad existencial.

El conocimiento de que un lugar es especial lo intuye, lo vive y lo experimenta un ser humano cuando busca respuestas, cuando busca su "ser completo". Visto así­ parece fácil, se encuentra un sitio donde nos sentimos cómodos, donde podemos meditar o simplemente dejar vagar nuestra mente a la par que nuestra vista en los hermosos parajes que contemplamos, Podemos incluso tener un pequeño sueño reparador, pero ese lugar no explica lo que es un Lugar de Poder ni tiene porquíé serlo. Nuestro Lugar de Poder es aquel que nos muestra otras realidades, que nos hace vivir y comprobar durante el tiempo que permanecemos en íél otra fí­sica, otras leyes, lo impensable y porquíé no decirlo, lo inconmensurable.

Existen para cada ser humano varios Lugares de Poder: Lugares de costa, de bosque, montañas y desiertos. Una vez que "sabemos" que determinado lugar es de Poder para nosotros, debemos establecer una alianza energíética con el sitio en concreto, hasta oí­r su llamada, íésta, dependiendo del poder que contenga y estíé dispuesto a compartir, puede tardar entre uno y cinco años. Los desiertos son más implosivos, más vitales, y por tanto más exigentes. En el espacio de tiempo que va entre el encuentro del lugar y la entrada plena en el, se debe preparar la mente y el cuerpo, la alimentación previa a la entrada es importante. La elección entre la entrada diurna y nocturna debe hacerse previamente, recordando que "el dí­a es el desenvolvimiento de la vida fí­sica y la noche de la vida espiritual".

Conocemos por leyendas, mitos y trasmisiones orales, a existencia de seres que se nos han dicho son propios de la creación mental de escritores o infundí­os pueblerinos, pero, sólo cuando tengamos un Lugar de Poder, se mostrarán como participantes activos de esas realidades. Cada Lugar de Poder condensa un "Guardián del Lugar", una energí­a resultante del entorno, que conforma un Ser cuya alianza es imprescindible. A menudo encontramos en la literatura rastros de esas energí­as manifestadas, con formas humanas o casi humanas, Siendo tal vez el relato cierto de un encuentro, más que de la imaginación de un autor. En un Lugar de Poder todo es posible, las experiencias y los conocimientos hallados sólo dependerán de nuestra acertada elección del lugar y de la honestidad y apertura con la que entremos en el. El intercambio depende de nuestro "desapego" en tanto en cuanto íéste sea mayor, más conocimiento y sabidurí­a encontraremos, porque el verdadero conocimiento implica la adecuada utilización del poder.

Las energí­as sacras pueden llegar a actuar y expresarse a travíés del individuo que ha conectado; y extender en el entorno de su vida diaria retazos de esa vibración.

Cada Lugar de Poder ejerce una función concreta y por ello repito, se debe tener varios lugares de Poder Concluirí­a diciendo que así­ como cada lugar tiene un Guardián Etíéreo, el ser humano que encuentra esos lugares se convierte tambiíén en un "Guardián Fí­sico" para preservar las energí­as del lugar y tratar de evitar la contaminación vibracional.

Los Lugares de Poder son para crecer espiritual y mentalmente. Esto nos da la medida del cuidado exquisito que debemos y tenemos que aplicar con ellos.